Cajas de madera personalizadas para cada estilo de vida

cajas de madera personalizadas

Las cajas de madera personalizadas son utilizadas con mucha frecuencia como regalos para los coleccionistas de vino, principalmente, pero no es el único uso que se les puede dar. También es posible usarlas de depositario de joyas y enseres del hogar. La imaginación es ilimitada con estos artículos.

Es por ello, que al personalizar una caja de madera se le está dando un toque íntimo y distintivo a un artículo genérico, que antes no era considerado de gran importancia en el hogar. Ahora, por el contrario, es un sector en franco creciendo dentro del territorio español.

La versatilidad que tiene una caja de madera para guardar cosas, la hace el mejor aliado de un hogar. Siempre tenemos objetos y enseres a los que no les encontramos lugar o no sabemos donde almacenar. Con estos recipientes se pueden olvidar de los desordenes de adultos y niños por igual.

A muchas mujeres les encantan estas cajas de madera para incursionar dentro del mundo de las manualidades, no solo las ven con la utilidad de guardar cosas, sino que consideran que pueden mostrar sus habilidades artísticas a través de ellas. Cuando se compran sin barniz, tienen la alternativa de darles el estilo que más se acerque a su personalidad.

Personaliza una caja de madera como un regalo inolvidable

Al buscar cajas de madera encontrará que no solo vienen en una forma o tamaño específico, se puede personalizar incluso su espacio. Existen las tradicionales para guardar botellas, que son muy conocidas, pero también encuentran aquellas en formas octogonales que sirven como almacenaje de alhajas, principalmente.

Por medio de una caja de madera personalizada, incluso, es posible construir portarretratos (si tiene una gran imaginación), en donde defina el tamaño de cada foto que quiere colocar y el espacio que tendrá entre ellas. Los precios suelen ser accesibles a cualquier presupuesto.

Las cajas de madera sin barnizar son las más económicas del mercado, sus precios varían según el tamaño y diseño solicitado, pero no superan en la mayoría de los casos los 20 Euros. Es por ello, que dar un regalo no es tan caro si se cuenta con la suficiente imaginación para hacerlo realidad.

Deja una respuesta