Seguridad para eventos musicales y culturales

0

Los conciertos suelen desencadenar sentimientos y euforia en diferentes niveles lo que proporciona cierto riesgo de inseguridad para muchos fanáticos y para los artistas.

Por ello, merece la pena estudiar cuáles son las medidas de seguridad que se deben tomar en eventos musicales de cualquier característica.

¿Cómo podemos hacer que los conciertos sean más seguros?

Los trágicos eventos en varios eventos artísticos recientes han dejado a muchas personas preguntándose cómo hacer que los próximos conciertos sean más seguros. Los conciertos siempre han sido un lugar donde la gente puede ir para sentirse segura y escapar de los problemas del mundo.

Para mantener esta sensación de seguridad, debemos tomar precauciones para que nunca más vuelva a ocurrir una tragedia.

Algunas personas creen que los detectores de metales son necesarios para todos los conciertos y lugares. Esta es una solución muy costosa, pero valdría la pena si evita que ocurran más tragedias en el futuro.

Otras personas creen que no se necesitan medidas de seguridad adicionales porque los detectores de metales pueden causar más daño que bien. Argumentan que estos detectores podrían generar más pánico entre los asistentes al concierto y hacerlos sentir menos seguros al ingresar al lugar.

El hecho es que para vender entradas en estos conciertos se pueden usar medios digitales y así evitar la aglomeración.

¿Cuáles son los riesgos de ir a un concierto?

El riesgo de ir a un concierto es la posibilidad de estar en una multitud, lo que puede provocar claustrofobia o asfixia.

Ir a un concierto puede ser una experiencia emocionante. Sin embargo, también tiene riesgos de los que quizás no seas consciente. Es importante que conozcas estos riesgos para que puedas tomar una decisión informada al momento de decidir si quieres o no ir a ver a tu artista favorito en vivo.

Medidas de seguridad que se pueden tomar para proteger los conciertos

Muchos tipos de medidas de seguridad que se pueden tomar para proteger los conciertos.

Algunas de estas medidas de seguridad son:

  • Guardias de seguridad
  • Detector de metales
  • Controles de equipaje
  • Control de la multitud

Medidas de seguridad que se han implementado en los conciertos

Para garantizar la seguridad de los asistentes, todos los conciertos cuentan con medidas de seguridad. Van desde detectores de metales y controles de bolsos hasta perros detectores de bombas y policías encubiertos.

Los detectores de metales se utilizan para examinar a las personas en busca de armas o explosivos antes de que entren en una sala de conciertos.

Los controles de equipaje se utilizan para asegurarse de que los asistentes no traigan ningún artículo prohibido al lugar.

Los perros detectores de bombas generalmente se despliegan fuera de la sala de un concierto para detectar cualquier explosivo que un asistente pueda traer al lugar. Los agentes de policía encubiertos generalmente se despliegan dentro de la sala del concierto para evitar que se cometan delitos potenciales.

¿Cómo puedo identificar un concierto seguro de uno inseguro?

Hay muchos factores a considerar al pensar si un concierto es seguro o no. Algunos de estos factores son:

  • El número de opiniones de los clientes.
  • El número de reseñas de agencias de publicidad
  • El número de trabajadores involucrados
  • La calificación promedio de la empresa organizadora

¿Cómo ser convincente? Diez claves no verbales

0

¿Importa lo que decimos o cómo lo decimos? ¿Un buen discurso siempre persuade a una audiencia? ¿Qué importancia tiene la comunicación no verbal para convencer a los demás? La investigación nos muestra que importa mucho. Demostraron que el mismo argumento presentado con exactamente las mismas palabras por dos personas diferentes no tiene un efecto similar en los mismos destinatarios del mensaje. Esto quiere decir que hay algo más, toda una serie de variables que influyen en el proceso de persuasión, por ejemplo, las fuentes expertas se perciben como más fiables. Es por esto que la apariencia es fundamental, basta observar cómo en la publicidad, por ejemplo, se utilizan actores con batas blancas o uniformes para promocionar ciertos productos relacionados. El atractivo también juega un papel, la belleza provoca simpatía y una asociación inmediata de características positivas (inteligente, creíble, genuina, segura, poderosa, etc.) comunicación no verbal, pero en general podemos establecer los siguientes 10 aspectos a tener en cuenta convencer:

Manos siempre a la vista:

Y en particular las palmas de las manos, es una acción ancestral del ser humano que denota la ausencia de intenciones ocultas y transmite confianza.

No mires por encima de tus gafas:

Este gesto se percibe como despectivo, ya que se interpreta como una sobrevaloración agresiva de la otra persona. En ocasiones la persona que lleva gafas para distancias cortas simplemente no se las quita, sino que mira hacia arriba para ver mejor en distancias medias o largas, incluso en este caso la imagen que transmite es pobre.

Está prohibido esconder las manos en los bolsillos:

También debes hablar con las manos para argumentar mejor y acompañar tu discurso con el cuerpo. Si bien es cierto que este gesto depende de la postura corporal que acompañe, puede ser un signo de poder, arrogancia y dominio si la postura es erguida y contundente. Y puede ser un signo de inseguridad, pereza o apatía si va acompañado de una postura encorvada.

Sonreír:

Una sonrisa sincera será siempre nuestra mejor carta de presentación; es el secreto para ser accesible y digno de confianza con los demás. Creará una predisposición inmediata a ser escuchado y contagiar la positividad y afabilidad de lo que quieres comunicar.

Contactar :

Un buen apretón de manos (vertical y con la presión adecuada) siempre inicia un compromiso comprensivo con nuestro oyente. Incluso ayudarse mutuamente, para convencer, con un ligero toque en las zonas no neutras del otro (codo, hombro, zona alta de la espalda) transmite confianza, empatía, cariño y marca un cierto pacto de complicidad y colaboración con quien lo recibe.

Mueve tus brazos:

Es muy importante ilustrar lo que estás diciendo con el movimiento de tus brazos y manos, esto transmite la sinceridad y credibilidad de tus palabras. La falta de movimiento está relacionada con la mentira.

Mirar a los ojos para escuchar:

El contacto visual es esencial para establecer una buena conexión con los demás. Aumentar la frecuencia de la mirada cuando escuchamos es incluso más importante que cuando hablamos. De esta forma, la otra persona percibe de nosotros atención e interés, dos de los aspectos más valorados de un buen comunicador.

Modula tu voz:

Puede parecer un canal de segunda, pero el manejo de la prosodia emocional (tono, timbre, velocidad y profundidad de la voz, pausas y silencios) es fundamental para generar una buena impresión. Un tono serio, sin titubeos y con fluctuaciones de intensidad según el momento, hará creíbles nuestras palabras, frente a un tono de voz más agudo, monótono y estridente que denota cierta inseguridad.

No te cruces de brazos:

Y no porque este gesto signifique algo en particular. Es solo que nuestra imagen siempre se fortalece y se dignifica cuando mostramos nuestro cuerpo y hay una notable apertura de gestos. Invita a confiar en nosotros, nos ponemos a disposición y facilita la comunicación no verbal fluida (el movimiento natural de nuestro cuerpo durante la entrega del mensaje verbal).

No cubrirse la cara, no manipular objetos y no morderse las uñas: son gestos de nerviosismo, inseguridad, desinterés o aburrimiento.

Cómo elegir tu cámara de a bordo del coche

0

Una verdadera caja negra para tu vehículo, una cámara de a bordo que instala dentro del compartimiento de pasajeros para llevar un registro de sucesos muy oportuno.

Unida al parabrisas, a veces al asiento trasero, te permite filmar todo lo que sucede en la carretera mientras el automóvil está en movimiento.

Para ayudarte a elegir tu cámara ideal, veamos en detalle los principales criterios a tener en cuenta.

¿Para qué sirve una cámara para interior?

La cámara de a bordo es una pequeña cámara digital destinada a equipar el habitáculo de un vehículo.

Normalmente instalada en el tablero o en el parabrisas, filma y registra todo lo que sucede mientras el coche está en movimiento.

Cuando se coloca en la parte delantera, la cámara interna abarca el campo de visión del conductor. Cuando se monta hacia atrás, proporciona imágenes útiles en caso de impacto o vandalismo que involucre la parte trasera del vehículo.

El principio de funcionamiento de la cámara para interior se basa en la grabación de vídeo de eventos que ocurren fuera del coche o incluso dentro del habitáculo.

Dependiendo del modelo, la grabación de video puede ser constante o intermitente con disparo en caso de choque o detección de presencia.

Incluso algunas cámaras pueden encenderse cuando algún sospechoso intenta sustraer piezas como llantas o tapacubos.

¿Qué resolución de imagen elegir para tu cámara?

Para un renderizado limpio y fácil de usar, la mayoría de las cámaras interiores ofrecen calidad de imagen Full HD.

Algunos modelos recientes cuentan con tecnología 4K. Con una resolución de 1920 x 1080 píxeles, se requiere una velocidad de grabación de 30 fps y un sensor de 12 megapíxeles.

¿Una o dos cámaras?

En general, las cámaras del tablero se utilizan para capturar la parte delantera del automóvil.

Sin embargo, algunos dispositivos también están equipados con un módulo especialmente dedicado a la parte trasera del vehículo.

En la práctica, una primera cámara está fijada al parabrisas o al panel y apunta hacia adelante mientras que la segunda está fijada al estante trasero o la ventana trasera, mirando hacia atrás.

GPS, Wi-Fi y Bluetooth

Con GPS, los videos incluyen la hora, fecha, velocidad y geolocalización del auto, ¡pero no solo eso! De hecho, en caso de incidente o emergencia, algunas cámaras equipadas con GPS pueden alertar a los servicios de emergencia y proporcionarles la posición del vehículo.

La conectividad Wi-Fi y Bluetooth también son de gran importancia cuando se trata de transmitir imágenes a un teléfono inteligente o configurar la cámara del automóvil mediante comandos de voz.