Curso de uñas acrílicas en Madrid: ¿cómo removerlas?

0

curso de uñas acrílicasen Madrid

En un curso de uñas acrílicas en Madrid, no todo se trata de aprender a ponerlas, también es necesario saber quitarlas. Aunque parezca una tarea sencilla, implica un procedimiento que debe realizarse cumpliendo con determinadas indicaciones, por tanto, la manicurista tiene que conocer la técnica apropiada y aplicarla adecuadamente.

Puede parecer un aspecto irrelevante, pero es justamente lo contrario. De hecho, los errores en el procedimiento pueden hacer de esta, una experiencia desagradable para el cliente. Y es que, la remoción de las uñas acrílicas se basa en un principio elemental, donde lo correcto es la técnica más compleja y es un error optar por los atajos.

Por consiguiente, si nos guiamos por algunos tutoriales que encontramos en Internet o seguimos los consejos que leemos en los foros, terminaremos optando por usar acetona. Pese a que este químico permite remover las uñas acrílicas fácilmente, su acción sobre ellas es desfavorable, ya que las debilita. Adicionalmente, es un producto que exige un entorno laboral especial.

¿Cómo quitar las uñas acrílicas adecuadamente?

El modo correcto de removerlas, es recurriendo a la lima o al torno eléctrico. Esto supone un mayor esfuerzo e inversión de tiempo, pero es el método más idóneo, puesto que a diferencia de la acetona, no debilita las uñas.

Ahora bien, a pesar de que limar es una actividad que hacemos en casa, en este caso es preciso aplicarla observando ciertas técnicas. En principio debe seleccionarse una lima con granulado de 80 a 100. Posteriormente, cuando nos acerquemos a las últimas capas, la cambiaremos por otra de 180 o 240.

Es recomendable realizar el limado procurando dejar una capa fina de material acrílico sobre la uña; con ello, se le aporta protección y resistencia.  Asimismo, es aconsejable usar una mascarilla protectora mientras se lleve a cabo el procedimiento, toda vez que la inhalación del polvo puede ser perjudicial para la salud.

En ningún caso deben arrancarse las uñas acrílicas. Es posible que pensemos en esta alternativa, pero no es recomendable, porque además de ser doloroso, podría ocasionar problemas tales como la onicolosis. De igual forma, es indispensable que quien desee removerlas, haya realizado un curso donde le expliquen estos y otros detalles, a fin de evitar equivocaciones que perjudiquen a sus clientes.